Noticias
24-03-201401:30| Sociedad |NEUQUéN   
Querían convertir su casa en un templo umbanda
Según familiares de Patricia Rosso, las personas que la habitaban le habrían propuesto hacer reformas para practicar rituales.

Neuquén > La estrecha vinculación que en el último tiempo mantenía Patricia Rosso con grupos religiosos la llevó a pensar en convertir su casa del barrio Huiliches en un templo umbanda. Así lo aseguraron familiares de la docente y directora del CPEM 70, quien se encuentra desaparecida desde hace más de 15 días.
Se sabe que Rosso practicaba la religión umbanda desde hacía dos o tres años y que estaba vinculada con gente de ese ambiente.  
Juan, el ex marido de Rosso, reconoció ayer a La Mañana de Neuquén que la docente estaba “muy metida” en esta congregación.
En su casa, Rosso había albergado al menos a dos grupos de personas. “Prácticamente se habían instalado en la casa de Patricia, a tal punto de querer transformarla en un templo”, comentó Juan, quien pidió la reserva del apellido.
Juan agregó que en la casa de Chajarí 3608 había podido observar que se habían tirado abajo algunas paredes para acondicionarla para tal fin. “Cuando iba a buscar a mi hija me quedaba asombrado por estos cambios", contó.
A fines de febrero, Rosso vendió la casa a un empleado de la empresa Indalo que le pagó con dinero en efectivo, una camioneta y una lancha.
Sobre la agresión que en febrero pasado Rosso había sufrido en la puerta de su casa por un supuesto alumno que no tenía vacante en el CPEM 70, Juan consideró que ese ataque estaría vinculado a otra situación, que es lo que ahora investiga la Justicia.
El hombre aseguró que en más de una ocasión su ex mujer le manifestó que la habían amenazado en varias oportunidades. “Sospecho que esa amenaza pudo venir de gente a la que ella le debía plata. Para que vayan a amenazarla y  pegarle en su propia casa, tiene que provenir de gente muy pesada, no cualquiera hace eso”, expresó.
 
"Muy metida"
Consideró que Rosso estaba "muy metida en todo esto de la religión" y que "la situación se le haya convertido en un boomerang del que no pudo salir y por eso decidió irse".
Algunos vecinos del barrio comentaron que en los últimos tiempos observaban la circulación de autos en distintos horarios frente a la puerta de la vivienda de Rosso.   
Juan no descartó que la gente de esa religión que estaba con ella le haya pedido dinero "para beneficiarse a costa de ella pidiéndole préstamos, y ante la imposibilidad de afrontar esa situación y las amenazas que recibía haya decidido irse”.
A comienzos de febrero, la docente comenzó a pedir prestado dinero a allegados y compañeros de la escuela. Decía que tenía muchos problemas económicos, pero no especificaba qué tipo de urgencias padecía.
En una oportunidad le dijo a una amiga que el dinero lo necesitaba para “sacarse de encima” a la gente que había albergado en su casa.
El sábado, el fiscal Maximiliano Breid Obeid confirmó que la docente compró un pasaje en la empresa de colectivos TUS para dirigirse a Río Cuarto, provincia de Córdoba. Pero no se descarta que la mujer haya realizado algún trasbordo a otro punto del país por seguridad.
Uno de los puntos que la Justicia trata de establecer es si la venta de la casa se habría concretado de manera voluntaria o bajo amenazas. Como también si el dinero o los bienes recibidos por Rosso habrían sido utilizados como parte del pago para algún ilícito.
El llamado telefónico que la maestra le hizo el viernes por la tarde a su madre, como publicó ayer este diario, dejó "un poco más tranquilo" a su ex marido y también a su hija adolescente. "Por lo menos sabemos que está viva", dijo el hombre.

La fiscalía no descarta ninguna hipótesis

Neuquén > "Lo que nos interesa es encontrarla", afirmó el fiscal Maximiliano Breide Obeid, a raíz de las hipótesis que se manejan por la desaparición de Patricia Rosso.
El fiscal respondió así al ser consultado por las líneas de investigación que se siguen, una vinculada a los grupos umbanda al que pertenecería la docente, según lo manifestado por una amiga de la mujer que pidió la reserva de su identidad, y la otra con la venta de droga y por la que podría estar vinculada la última pareja de Rosso.
Por lo que se sabe, el hombre podría estar vinculado al ambiente delictivo, específicamente a la droga. No se descarta que Rosso haya sido presionada para conseguir dinero y que ese haya sido el motivo de su decisión de abandonar la ciudad.
Breid Obeid dijo que mañana se analizarán  los movimientos bancarios y los llamados telefónicos realizados por Rosso en las últimas semanas.
Reiteró que hasta ahora la fiscalía tiene probado que Rosso vendió su vivienda el 27 de febrero y que compró un pasaje con su tarjeta de crédito con destino a Córdoba, más precisamente a Río Cuarto, a 200 kilómetros de la localidad de Noetinger, donde viven sus padres.

Rituales, sangre y dinero

Neuquén > En los últimos años, cultos como el umbandismo comenzaron a crecer en esta ciudad como también en el interior de la provincia. La umbanda es una religión brasileña compuesta por ocho categorías espirituales de raíces indígenas, cuyo culto y práctica es el chamanismo, como también el catolicismo, el espiritismo y el africanismo.
Se calcula que sólo en Brasil existen 5 millones de practicantes. En Argentina no existen cifras oficiales, pero puertas adentro de los templos aseguran que suman más de 500 mil fieles en todo el país.
En Neuquén, en la actualidad sólo dos cultos umbanda están registrados y hay más de 300 grupos africanistas.
El pae umbanda Julio Ros Poblet, integrante del templo Pae Cipriano de las Almas y  a cargo del área de diversidad religiosa del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) de Neuquén, descartó que Patricia Rosso haya integrado alguno de los cultos umbanda registrados en la provincia.
“Que la Justicia haga su trabajo”, dijo a La Mañana de Neuquén Poblet en relación con las versiones que vinculan a la docente desaparecida con la religión umbanda.
Sostuvo que los africanistas suelen utilizar la religión como "negocio". Por eso no descartó que la vivienda del barrio Huiliches donde vivía Rosso y en la cual, según allegados a las docentes, albergó a algunas personas que supuestamente practicaban el rito, haya sido convertida en un templo.
“Es lo más común que los africanistas conviertan sus casas en templos. Habría que preguntarles a los familiares de esta mujer si en esa casa se hacían los rituales de sacrificios de animales que estos grupos llevan adelante", explicó Poblet.
Dependiendo de las ceremonias, los africanistas matan animales -por lo general gallinas, chivos, chanchos, patos- y la sangre permanece varios días en el lugar.



Comentarios
Accesos Rápidos
Registrarse
La Mañana Cipolletti
La Mañana Cutral Co
LU5 AM 600
Recorre tu Ciudad
Video Columna
Deje su carta de lectores