Noticias
12-02-201401:30| Espectáculos |   
La niña eterna
Shirley Temple falleció el lunes, a los 85, en California. Con sólo cinco años, fue un emblema en Hollywood.
  Comentá  |   Imprimir  |   Enviar  |  

San Francisco (DPA) > Shirley Temple fue la mayor estrella infantil de Hollywood y participó en medio centenar de películas, que en su mayoría fueron rodadas antes de que cumpla los diez años. "La mejor niña del mundo", como entonces se denominaba a la encantadora pequeña, murió el lunes en su casa de San Francisco.
Hacía más de 60 años que no se colocaba ante una cámara y en su vida también fue elogiada por su labor como embajadora estadounidense.
Shirley fue descubierta en una escuela de danza a los cuatro años y, de la noche a la mañana, se convirtió en una estrella. La pequeña cantaba, bailaba, hacía claqué y llegó a ganar más dinero que ningún otro actor de Hollywood. Apenas tenía seis años cuando recibió un Oscar especial, y a los nueve su salario superaba al del presidente de General Motors.
Con las películas "The Littlst Rebel" ("Rebelde"), "Wee Willie Winkie" ("La mascota del regimiento"), "Stand Up and Cheer" y "Poor Little Rich Girl" ("Pobre niña rica") hizo que los estudios 20th Century Fox ganasen más de 30 millones de dólares, y los salvó de la bancarrota.
Cuando llegó la adolescencia, el éxito en taquilla se desvaneció. "Yo era la niña de 14 años más anciana del mundo", se lamentó en cierta ocasión. En 1940 su película "The Blue Bird" tuvo poca repercusión, y después de algunos intentos de seguir con pie firme en Hollywood dejó el mundo del cine en 1949.
Durante el rodaje de su última película, la joven se enamoró del actor John Agar; con 17 años se casó y a los 19 ya era madre.
Sin embargo, su abandono del mundo del cine también hizo quebrar su matrimonio. Poco después del divorcio (a los 22 años) conoció al empresario Charles A. Black, quien fue "el hombre de mi vida", aseguró en 2005.
A través de su vida social llegó a la política y como republicana se postuló por un asiento en el Congreso, que no consiguió. Fue delegada de la ONU, embajadora en Ghana y en la antigua Checoslovaquia. "Realmente tuve una vida maravillosa", dijo en cierta ocasión la actriz, que fue uno de los íconos imborrables de la era dorada de Hollywood.



Accesos Rápidos
Registrarse
La Mañana Cipolletti
La Mañana Cutral Co
LU5 AM 600
Recorre tu Ciudad
Video Columna
Deje su carta de lectores