Seguinos en:  
RSS Registrarse Twitter Facebook
Noticias
07-03-201301:30| Policiales |CONMOCIóN EN LA CIUDAD   
Cipolletti: intentó frenar arrebato a una mujer y el motochorro lo mató
El dueño de un vivero, junto a su hermano menor, quiso detener a un ladrón que huía tras asaltar a una señora de unos 65 años. El delincuente los apuñaló a los dos. La Policía lo atrapó.
  Comentá  |   Imprimir  |   Enviar  |  

El detenido estaba condenado y tenía el beneficio de salidas transitorias. El robo ocurrió frente a la clínica Moguillansky y el crimen se produjo a la vuelta, en Urquiza.
 
Cipolletti >
Un hombre de 49 años fue asesinado por un motochorro ayer por la mañana tras haber intentado recuperar la cartera de una mujer que había sido asaltada frente a la clínica Pedro Moguillansky, en el centro cipoleño. Al observar el arrebato, la víctima y su hermano corrieron detrás del delincuente y lo atraparon, pero el ladrón sacó un cuchillo y los apuñaló.
La víctima fatal fue identificada por la Policía como Claudio Fabián Araya, de 49 años. Tenía tres hijos de 9, 13 y 16 años. El herido es su hermano Natanael, de 26, quien recibió tres puntazos. El padre de ambos es un conocido pastor de la ciudad.
El más joven sobrevivió, aunque deberá permanecer internado. Ayer se encontraba estable y fuera de peligro.
El acusado del asesinato fue identificado como Ramón Geldres, de 42 años. Fue condenado a 17 años de prisión por otros delitos, pero tenía el beneficio de salidas transitorias.
El ataque se desencadenó cerca de las 10 cuando una mujer, de 65 años, fue interceptada por un delincuente frente a la clínica a la que iba a ingresar, informó Darío Cravotta, a cargo de la Unidad 32. El ladrón forcejeó con ella y logró quitarle un bolso. Luego huyó por Mengelle hacia el Norte.
El delincuente había dejado estacionada su motocicleta marca Jincheng a la vuelta, sobre Urquiza. Pero antes de subir al rodado, fue interceptado por dos vecinos, quienes habían alcanzaron a ver cómo asaltaba a la mujer. Los hombres son dueños de un vivero que se encuentra en la esquina de Primera Junta y Mengelle. Desde allí observaron el arrebato y salieron a perseguir al ladrón.
Apenas lograron alcanzarlo se abalanzaron sobre él. Pero en la la motocicleta, el delincuente había dejado escondido un cuchillo, de gran tamaño, con el que los apuñaló.
Un policía vestido de civil advirtió el ataque y pidió refuerzos al Comando Radioeléctrico. La cuadra fue rodeada por agentes en escasos minutos por lo que el ladrón no pudo huir. Además, estaba lesionado por los golpes que recibió.
Los hermanos fueron trasladados en dos ambulancias. Pero Claudio Araya murió en el camino. “No alcanzó a ingresar con vida. La herida que recibió a la altura del abdomen era muy profunda y había perdido mucha sangre”, comentó una fuente policial.
 
Investigación cerrada
La moto en la que se trasladaba el sospechoso fue secuestrada y se trataba de establecer si era robada. En el lugar, personal de Criminalística levantó algunos rastros del casco y del rodado. También el cuchillo fue encontrado en la escena y se levantaron muestras de pelos, que pertenecerían al delincuente.
Las evidencias y testimonios no dejaron dudas de la autoría. El delincuente es conocido en el ambiente delictivo. Se informó que estaba cumpliendo una condena unificada en el penal cipoleño, que concluía en 2015. Tenía el beneficio de salidas transitorias desde enero.
En principio fue alojado en la Comisaría 32, pero luego lo trasladaron a la alcaidía de General Roca. Se espera que en el transcurso de esta mañana sea indagado por el juez Gustavo Herrera.
Los vecinos del sector quedaron conmovidos ante la situación vivida ayer por la mañana.
“Lo vimos tirado en el suelo. Estaba pálido y había mucha sangre por todos lados”, comentó una vecina.
Muchos de ellos explicaron que en los últimos años han sido blanco de innumerables hechos de inseguridad y que frente a este escenario se sienten permanentemente vulnerables y desprotegidos. “No podemos vivir tranquilos, ni en paz. Muchos ya han sido víctimas de robo a mano armada y no encontramos ninguna solución a esto. Esta cuadra se convirtió en algo impensado, donde se registra un gran número de delitos”, aseguró otra mujer.
En el hecho lo investigapersonal de la Comisaría 32, Criminalística y el juez Herrera.