Seguinos en:  
RSS Registrarse Twitter Facebook
Noticias
01-02-201301:30| Regionales |   
Usurpan tierras municipales en Zapala
Las familias piden que se les otorgue terrenos en ese lugar porque son del barrio. Soledad Martínez fue hasta el predio y tuvo una fuerte discusión. Policías custodiaban anoche la zona para impedir el ingreso de materiales.
  Comentá  |   Imprimir  |   Enviar  |  

Tras la charla con la intendenta, algunos abandonaron el lugar y en los próximos días iniciarán sus trámites para acceder a un lote.
 
Zapala >
Más de 30 familias usurparon lotes municipales ubicados a lo largo de la calle Elías Sapag, entre San Martín y Zeballos, de esta ciudad y le reclaman al Ejecutivo que se les otorgue esas tierras y no otras porque son hijos de familias que pertenecen a ese barrio.
Se trata de un importante predio ubicado al sur de la localidad, que desde ayer ha quedado custodiado por la Policía para evitar que ingresen materiales o que se generen nuevas tomas. “Vamos a hacer denuncias y en el caso de mantenerse la ocupación iniciaremos acciones civiles para promover el desalojo”, advirtió ayer la intendenta Soledad Martínez, quien se presentó en el lugar acompañada por todo su gabinete y por personal policial.
La jefa comunal intentó destrabar el conflicto pero no pudo. Luego de una discusión fuerte y tensa, sólo algunas familias aceptaron la propuesta del municipio, se inscribieron en una planilla para en la brevedad iniciar el expediente que les permita acceder a un lote y se retiraron del predio. Pero el grupo más fuerte decidió quedarse y continuar la lucha en el lugar.
“La única solución que nos dio la intendenta fue hacer el legajo y recién ahí ver qué terreno nos puede dar, siempre y cuando desocupemos este lugar. Pero su palabra no es creíble, no estamos de acuerdo con esa propuesta y vamos a seguir quedándonos en este lugar”, dijo Norma Moya, la primera en ocupar estos terrenos.
Por su parte, la intendenta se mostró molesta con la medida porque, según informó, en su mayoría se trata de jóvenes que no iniciaron ni siquiera un expediente por tierras en el municipio. “Hay gente muy joven, algunos pocos tienen la solicitud de terreno iniciada y un grupo nunca ha realizado un pedido de terreno. Nos parece el peor de los escenarios, sobre todo para la gente que espera prolijamente una solución a su gestión administrativa. Estoy tremendamente ofuscada, me parece una acción innecesaria contra una gestión con la que se ha podido dialogar con cualquiera de los funcionarios en cualquier momento”, replicó.
Aseguró que si se levanta la toma, la próxima semana deben presentar la documentación para acceder a un terreno en otro lugar que el municipio disponga. “Lo acordado con ellos a los efectos de y en la medida que –las dos cosas van unidas– si les ofrecemos un loteo pero no levantan la toma no podrán tomar posesión de los nuevos lotes, tienen que levantar la toma para que podamos avanzar”, aclaró.
Al cierre de esta edición, más familias se sumaban a la protesta y continuaban asentadas en el lugar a la espera de conseguir esas tierras. En tanto, cuatro efectivos policiales seguían custodiando el predio.